El Ébola la enfermedad de los pobres

http://www.noticiasdegipuzkoa.com

http://www.noticiasdegipuzkoa.com

La Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre Evolución del Clima, han alertado sobre la relación entre el cambio climático y la salud de la población, reconociéndose inclusive la existencia de un vínculo entre los organismos vivos —entre ellos los seres humanos— y los procesos de desarrollo de enfermedades, especialmente infecciosos. Entre otros destacan: las variaciones en la fenología de ciertos organismos, lo que favorece la aparición o rebrote de patologías. Además, debe considerarse el impacto de los cambios de temperatura, pluviosidad o humedad que introducen otras alteraciones en los ecosistemas e inciden sobremanera en este sentido.

Por ello y aunque son diversos los factores que pueden incidir en la epidemiología de enfermedades, científicos españoles expertos en cambio climático han recomendado una evaluación del impacto en la salud, de la misma manera que se ha hecho en otros países.

Al mismo tiempo, el aumento de los movimientos migratorios en el mundo actual, ya sea por razones de turismo, trabajo o huida de situaciones extremas —guerras, hambrunas, pandemias y otras—, también tiene una gran influencia en la distribución temporal y espacial de patologías. Es así como la transmisión de enfermedades, su incubación y desarrollo pueden verse favorecidos por diversas causas asociadas a la migración.

La globalización ha posibilitado que los individuos viajen por todo el planeta y con ello se incrementen las posibilidades de contagio de los elementos patógenos. La Organización Mundial de la Salud (OMS) advierte de los riesgos epidémicos actuales en todos los continentes, un aviso que deben tener en cuenta todos los países incluyendo algunos de los más desarrollados como Estados Unidos, Canadá, Australia, Gran Bretaña, Francia, Alemania y España.

El aumento de los movimientos masivos de población y los cambios ambientales han favorecido la propagación de enfermedades y la aparición de una serie de categorizaciones, entre las que destaca la de nuevas enfermedades, que engloba a las emergentes y a las reemergentes.

Según el artículo: “Enfermedades emergentes, mucho más de lo mismo (2001) del Doctor Manuel Corachán”, se definen como enfermedades emergentes aquellas que se consideran: como verdaderamente nuevas; las ya existentes pero que no se habían reconocido; y las conocidas pero que están ampliando geográficamente su área de transmisión.

Según es posible constatar en el Informe de Evaluación Preliminar de los Impactos en España por efecto del Cambio Climático (2005), ésta se ha transformado no sólo en lugar de tránsito obligatorio de personas sino en receptor de altos índices de inmigración, debido a su situación geográfica y condiciones climáticas.

La mayor relevancia de los colectivos migrantes con mayor movilidad, por sus características singularidades de trabajo o de ocio (Reino Unido, Italia, Alemania, España o Francia), es un indicador que puede indicar que al existir un mayor numero de personas en contacto con poblaciones de riesgo, unidas a las que se encuentran en semejante situación, se incrementa la población en peligro. Pero sobre todo es importante evitar la tentación de identificar exclusivamente a unas determinadas nacionalidades como origen de la transmisión de enfermedades.

Es importante observa  que los países identificados como zona de especial afección del Ébola. (Nigeria, Guinea Conakry, Sierra Leona y Liberia) son de muy escasa representación en la procedencia de los inmigrantes en España.

Todo ello nos lleva a afirma, con todas las cautelas posible, que hay que dar una llamada de atención pública de la existencia de enfermedades, que pueden convertirse en pandemias internacionales, al abandonar sus zonas geográficas por razones como el cambio climático, el turismo, la cooperación internacional o las migraciones.

Pero también que sólo dictar medidas que observen un rigurosos control de fronteras a las personas que provienen de los países donde estaban localizadas unas determinadas enfermedades, o decretar un aislamiento internacional. Es soslayar una realidad social, natural y económica que sólo conduce a la reproducción del problema y que el único modo de evitar que una enfermedad se convierta en una pandemia global es dotar de cuantos recursos sean necesarios para combatirla en su orígenes.

La única forma de evitar que enfermedades como el Ébola se convierta en una pandemia,

no es dotar de cuantos medios sean necesarios para expatriar a los nacionales e impedir la entrada a los extranjeros que provienen de las zonas de riesgo. Es dedicar cuanto recursos sean necesarios para combatir las enfermedades de los pobres como el Ébola, la Malaria, la Prevención del VIH/sidaEnfermedad del sueño, Enfermedad de Chagas o el Dengue

Se puede concluir que lo que está sucediendo actualmente con la enfermedad por el virus del Ébola es un toque de atención a la necesidad de una cooperación internacional para poner por encima de los intereses de la farmacéuticas, de la industrias contaminante, de las grandes financieras o de los gobiernos del silencio, los intereses de la sanitarios de la humanidad.

La sociedad civil israelí

Decir algo más que lo que están mostrado las distintos medios de comunicación de lo que ocurre en Gaza, es redundar en el asombro y en el espanto.

Entender que un pueblo que ha sufrido el horror de la expulsión y aniquilamiento sistemático lo pueda reproducir en otro, se hace difícil.

No es posible admitir que lo que está ocurriendo es apoyado mayoritariamente por el pueblo israelita , salvo que este silencio sea producto de un acuerdo tácito entre los distintos medios de comunicación hebreos.

Pero lo terrible es que esto no es creíble, no se pueden silenciar todo las formas de expresión.

¿Únicamente existe la pasividad y aceptación de los acontecimientos por pueblo judío?

¿No hay voces que griten: basta ya de muertes?

No sólo existen los medios convencionales de comunicación, también existen las redes sociales y sobre todo la calle.

¿Está la sociedad civil israelita de acuerdo con lo que está pasando? ¿Cómo se auto-explican que la lucha contra Hamás sea un argumento razonable para los ataques concreto y discriminados sobre la población civil palestina.

Una mujer palestina gritaba: «que los judíos y los árabes (refiriéndose a las milicias de Hamás) nos dejen en paz»

¿Cómo se puede tener la crueldad de bombardear una escuela? ¿Son daños colaterales o son actos de crímenes de lesa humanidad?

Y la Comunidad Internacional impasible.

La pasividad la impone el poderoso lobby judío, los intereses geoestrategias, una muestra de fuerza ante descontrol que los últimos acontecimientos están produciendo en la zona(Siria, Irak, etc.) Pero sobre todo la falta de dignidad de los dirigentes y grandes lobbys internacionales cuando hay que defender los vergonzosos y claros intereses de unos pocos.

Pero la pregunta se repite: ¿dónde está la sociedad civil hebrea? No es posible que esté conforme, sin fisuras. con lo que está sucediendo.

Ninguna muerte es justificable.

Escuela gaza

La desigualdad: ¿quiénes son los damnificados la Crisis?

OXFAM INTERMON denuncia: Sólo 85 personas acumulan tanta riqueza como la que posee la mitad más pobre de la población mundial. En España las 20 personas más ricas poseen una fortuna similar a los ingresos del 20% de la población más pobre.

1390240104_432545_1390240206GG_noticia_normal

Pueblos originarios

El Chaco Americano es uno de los mayores ecosistemas de Latinoamérica. Es un territorio compartido por Bolivia, Paraguay, Argentina y Brasil.

Según datos de la organización Guyra Paraguay, el Chaco paraguayo pierde un promedio de 1.000 hectáreas de masa forestal al día. Una perdida de 365.000 hectáreas de monte virgen que cada año desaparecen de la tierra (7% del territorio español), con todo lo que ello implica en materia de biodiversidad.

La última actuación del la administración paraguaya, a través de la Secretaría de Medio Ambiente de Paraguay (SEAM) ha sido conceder licencia a un grupo de ganaderos para el desmonte del territorio ancestral de los últimos Ayoreos no contactados (más) y que a su vez es reserva de la biosfera de la UNESCO

La Secretaría del Ambiente de Paraguay (SEAM) ha violado la legislación nacional e internacional al dar una licencia de deforestación a la compañía ganadera Yaguareté Porá S.A. (información: Survival, movimiento por los pueblos indigenas)

Al igual que el pueblo Aché (más), otro pueblo originarios paraguayo, un número elevado de ayoreos fueron sacados del bosque a la fuerza, lo que conllevo, además de la alta mortalidad como consecuencia de nuevas enfermedades (tuberculosis…) la desaparición de la identidad cultura-territorio y la perdida, una vez más, de la biodiversidad que representan las otras culturas.

El comunicado e la organización OPIT recoge una llamada para no seguir cerrando la puerta a los otros propietarios de la casa.

Comunicado de la organización ayoreo OPIT, diciembre de 2013
Aunque las leyes nos favorecen a nosotros, a los que no tenemos dinero, las
autoridades atienden solo a los que tienen dinero. Todos los años, cada vez,
hicimos denuncias ante la Secretaría del Ambiente, informando sobre la
deforestación en nuestras tierras, informando que nuestros parientes están en
los bosques, y que no queremos que se dé licencia ambiental para deforestar, y
no nos escuchan.
Nuestros parientes que salieron del monte en el año 2004 lo hicieron porque
estaban muy presionados por los ganaderos, porque no tenían tranquilidad.
Nuestros bosques en la zona de Yaguareté Porá son muy buenos, pero si
comienza otra vez la deforestación, si se comienza a hacer gran ruido, nuestra
gente se va a esconder en lugares donde no hay muchos alimentos y va a sufrir,
no va a saber donde ir. La situación es muy preocupante para ellos y para
nosotros.
Antiguamente, cuando todavía vivíamos solamente en el monte, estábamos
tranquilos. No teníamos la presión de los ganaderos. Hoy, con el cambio de
alimentos, los adultos ya no pueden vivir largo tiempo. Antes vivían hasta muy
viejos. Estamos protegiendo nuestros bosques que nos dan alimentos. Así no
necesitamos del mercado de los blancos para sobrevivir. Queremos seguir
usando el monte y que no se moleste a nuestros hermanos de los bosques.
No queremos más topadoras en nuestras tierras. Queremos que la gente que se
llama “civilizada” nos deje vivir tranquilos.