ÁFRICA

África: la rica y la más pobre; la que obliga a sus gentes a huir, a dejar sus tierras y a sus familias.
Se van para poder vivir ellos y los que se quedan.

Por el camino les esperan peligros y en muchas ocasiones la muerte.
Después de algunos años llegan… la salida está al alcance de sus manos, pueden conseguirlo.
Pero no saben que les queda la parte más dura del camino: la patera, la verja o el doble fondo de un coche.
Lo lograron, están en el centro de internamiento y se les llama ilegales.
Lo que les espera a partir de ese momento, nadie lo sabe, serán invisibles.

images

EMIGRANTES Y CRISIS

Los gobiernos europeos desde hace varios años, «años de crisis», están acometiendo un proceso de cambio para transformar, a exigencias de los «Mercados», los logros conseguidos a lo largo de los últimos cuarenta años por sus ciudadanos.

www.libremercado.com/

www.libremercado.com/

Para ello cada vez van necesitando más coartadas que justifiquen las acciones que ejercen sobre sus poblaciones.

Para que el mecanismo funcione hay que buscar elementos precisos que ataquen eficazmente la línea de flotación de sus sistemas sociales, económicos, culturales y comunicacionales.
Todo ello con la finalidad de crear un estado de opinión que facilite el encanallamiento colectivo ante un «culpable», en definitiva buscar un responsable ajeno a lo

s «Mercados». Un catalizador que asuma las tensiones sociales.
La llegada de extranjeros y sus connotaciones xenófobas, es una justificación adecuada para buscar responsables en la modificación de las condiciones de vida de los «nacionales». La aceptación colectiva de que la pérdida de derechos sociales es debida, por una parte a las situaciones provocadas por la crisis y por otra al abuso de  la extensión global de las ventajas sociales, de las que se han «aprovechado» los no «nacionales», son argumentos aceptados sin demasiada contestación por parte de las clases medias europeas.

 

La sociedad civil israelí

Decir algo más que lo que están mostrado las distintos medios de comunicación de lo que ocurre en Gaza, es redundar en el asombro y en el espanto.

Entender que un pueblo que ha sufrido el horror de la expulsión y aniquilamiento sistemático lo pueda reproducir en otro, se hace difícil.

No es posible admitir que lo que está ocurriendo es apoyado mayoritariamente por el pueblo israelita , salvo que este silencio sea producto de un acuerdo tácito entre los distintos medios de comunicación hebreos.

Pero lo terrible es que esto no es creíble, no se pueden silenciar todo las formas de expresión.

¿Únicamente existe la pasividad y aceptación de los acontecimientos por pueblo judío?

¿No hay voces que griten: basta ya de muertes?

No sólo existen los medios convencionales de comunicación, también existen las redes sociales y sobre todo la calle.

¿Está la sociedad civil israelita de acuerdo con lo que está pasando? ¿Cómo se auto-explican que la lucha contra Hamás sea un argumento razonable para los ataques concreto y discriminados sobre la población civil palestina.

Una mujer palestina gritaba: «que los judíos y los árabes (refiriéndose a las milicias de Hamás) nos dejen en paz»

¿Cómo se puede tener la crueldad de bombardear una escuela? ¿Son daños colaterales o son actos de crímenes de lesa humanidad?

Y la Comunidad Internacional impasible.

La pasividad la impone el poderoso lobby judío, los intereses geoestrategias, una muestra de fuerza ante descontrol que los últimos acontecimientos están produciendo en la zona(Siria, Irak, etc.) Pero sobre todo la falta de dignidad de los dirigentes y grandes lobbys internacionales cuando hay que defender los vergonzosos y claros intereses de unos pocos.

Pero la pregunta se repite: ¿dónde está la sociedad civil hebrea? No es posible que esté conforme, sin fisuras. con lo que está sucediendo.

Ninguna muerte es justificable.

Escuela gaza

Falsedades del pensamiento económico dominante

Vicenç Navarro, Catedrático de Políticas Públicas de la Universidad Pompeu Fabra, proporciona pistas de la lógica que utiliza el pensamiento neoliberal para fabricar  ciudadanos domesticados:

“Permítame, Sr. lector, que le hable como si estuviéramos tomando un café, explicándole algunas de las mayores falsedades que se le presentan a diario en la prensa económica. Debería ser consciente de que gran parte de los argumentos que se presentan en los mayores medios de información y persuasión económicos del país para justificar las políticas públicas que se están llevando a cabo, son posturas claramente ideológicas que no se sustentan en base a la evidencia científica existente. Le citaré algunas de las más importantes, mostrándole que los datos contradicen lo que dicen. Y también intentaré explicarle por qué se continúan repitiendo estas falsedades, a pesar de que la evidencia científica las cuestiona, y con qué fin se le presentan diariamente a usted y al público. Más

Angela Merkel y la jubilación

ANGELA MERKEL (EFE19/05/2011): “No se trata solo de no incurrir en más deudas, sino que también es importante que en países como Grecia, España o Portugal los trabajadores no puedan jubilarse antes que en Alemania”

Totalmente de acuerdo. Los mayores de Alemania tiene que ser tratados igual que los de Grecia, España o Portugal.

ANGELA MERKEL (EFE 29/01/2014): Ante el pleno de la Cámara baja (Bundestag) defendiendo la reducción de la edad de jubilación de los alemanes a 63 años: “La humanidad de una sociedad se mide según el trato que dé a los mayores”

índice

¿Pero no decimos que no puede haber agravios comparativos? entonces ¿por qué ha exigido a los griegos, españoles o portugueses que suban su edad de jubilación hasta los 67 años?

No querrá decir con ello, señora Merkel, que en las sociedades cada vez más desiguales y pobres de los países del Sur de Europa, no debe importa el trato que se les de a sus mayores, mientras se cumpla con las exigencias (sociales, económicas y políticas) que imponen usted y a los que representa?

La desigualdad: ¿quiénes son los damnificados la Crisis?

OXFAM INTERMON denuncia: Sólo 85 personas acumulan tanta riqueza como la que posee la mitad más pobre de la población mundial. En España las 20 personas más ricas poseen una fortuna similar a los ingresos del 20% de la población más pobre.

1390240104_432545_1390240206GG_noticia_normal