La sociedad civil israelí

Decir algo más que lo que están mostrado las distintos medios de comunicación de lo que ocurre en Gaza, es redundar en el asombro y en el espanto.

Entender que un pueblo que ha sufrido el horror de la expulsión y aniquilamiento sistemático lo pueda reproducir en otro, se hace difícil.

No es posible admitir que lo que está ocurriendo es apoyado mayoritariamente por el pueblo israelita , salvo que este silencio sea producto de un acuerdo tácito entre los distintos medios de comunicación hebreos.

Pero lo terrible es que esto no es creíble, no se pueden silenciar todo las formas de expresión.

¿Únicamente existe la pasividad y aceptación de los acontecimientos por pueblo judío?

¿No hay voces que griten: basta ya de muertes?

No sólo existen los medios convencionales de comunicación, también existen las redes sociales y sobre todo la calle.

¿Está la sociedad civil israelita de acuerdo con lo que está pasando? ¿Cómo se auto-explican que la lucha contra Hamás sea un argumento razonable para los ataques concreto y discriminados sobre la población civil palestina.

Una mujer palestina gritaba: «que los judíos y los árabes (refiriéndose a las milicias de Hamás) nos dejen en paz»

¿Cómo se puede tener la crueldad de bombardear una escuela? ¿Son daños colaterales o son actos de crímenes de lesa humanidad?

Y la Comunidad Internacional impasible.

La pasividad la impone el poderoso lobby judío, los intereses geoestrategias, una muestra de fuerza ante descontrol que los últimos acontecimientos están produciendo en la zona(Siria, Irak, etc.) Pero sobre todo la falta de dignidad de los dirigentes y grandes lobbys internacionales cuando hay que defender los vergonzosos y claros intereses de unos pocos.

Pero la pregunta se repite: ¿dónde está la sociedad civil hebrea? No es posible que esté conforme, sin fisuras. con lo que está sucediendo.

Ninguna muerte es justificable.

Escuela gaza

Falsedades del pensamiento económico dominante

Vicenç Navarro, Catedrático de Políticas Públicas de la Universidad Pompeu Fabra, proporciona pistas de la lógica que utiliza el pensamiento neoliberal para fabricar  ciudadanos domesticados:

“Permítame, Sr. lector, que le hable como si estuviéramos tomando un café, explicándole algunas de las mayores falsedades que se le presentan a diario en la prensa económica. Debería ser consciente de que gran parte de los argumentos que se presentan en los mayores medios de información y persuasión económicos del país para justificar las políticas públicas que se están llevando a cabo, son posturas claramente ideológicas que no se sustentan en base a la evidencia científica existente. Le citaré algunas de las más importantes, mostrándole que los datos contradicen lo que dicen. Y también intentaré explicarle por qué se continúan repitiendo estas falsedades, a pesar de que la evidencia científica las cuestiona, y con qué fin se le presentan diariamente a usted y al público. Más

Pobreza y desigualdad en Europa

El aumento de la desigualdad y la pobreza es uno de los resultados más sobresaliente que han conseguido las estrategias de la Unión Europea con sus contundentes respuestas, políticas y económicas, a la recesión que surgió hace aproximadamente seis años.

Los resultados facilitados por EUROSTAT (Oficina Estadística de la Unión Europea) demuestran, de modo concluyente, que la pobreza en Europa ha subido a máximos impensables: el 16,4 % de la población de la Unión Europea images(de los 27) se encuentra en situación de riesgo de pobreza. Este porcentaje sube considerablemente en seis países, concretamente: Letonia (21,3 %), Rumania (21,1 %), Bulgaria (20,7 %), España (20,7 %), Lituania (20,2 %) y Grecia (20,1 %). Lo que supone que más de una quinta parte de la población europea se considera en riesgo de pobreza.

En lo concerniente a las diferencias entre grupos sociales, EUROSTAT informa que el 20% de los europeos más ricos gana cinco veces más que el 20% de los más pobres. En Grecia y España la diferencia es de hasta siete veces.

Por último destacar, con bastante acritud, y continuando con los datos facilitados por EUROSTAT, que los ciudadanos y ciudadanas europeos eran en el año 2013 más desiguales que en 1970.

Estos son algunos datos que se deben tener en cuenta al hacer las memorias del programa “Europa con los ciudadanos”, para el período 2007-2013, con el que se ha perseguido contribuir a la promoción de una ciudadanía europea activa.

 

Refugiados y derechos humanos: El muro de Melilla

Descubran cuáles de estas cuatro imágenes son del: “Muro de la Vergüenza”. Las cuatro son de Europa… De la Europa Premio Nobel de la Paz 2012
1.- MELILLA (ESPAÑA-EUROPA)        2.-BERLIN(ALEMANIA-EUROPA)

                        
3.- BERLIN(ALEMANIA-EUROPA)             4.-MELILLA (ESPAÑA-EUROPA)

                  

1-4: efe   2-3: Globovisión.com

Cambio climático: mayor acumulación de gases

La Organización Meteorológica Mundial(OMM) alerta del incremento de dióxido de carbono, metano y óxido nitroso, principales gases causantes del calentamiento global. En su boletín nº8 de 19 de noviembre de 2012, revela que la cantidad de partículas causantes del calentamiento global, alcanzó un nuevo recor histórico en el año 2011.

Los niveles de dióxido de carbono, llegaron a 390,9 partes por millón el año pasado, lo que supone dos partes por millón más que en 2010. Más

Crisis económica y más

¿Como es posible?.. En estos momentos de rabia por los acontecimientos a los que nos tienen sometidos, es de lo más acertado la triste realidad que se recoge en esta viñeta: la dura y contundente contradicción entre el consumo al que estamos sometidos y las privaciones y pobreza que, cada día más, llevamos de compañeras. Pero es mas irritante que no impedimos que se sigan enriqueciendo con nuestras penurias. Lo quieren todo y encima se lo facilitamos.

El Publico.es 26/10/2012. ALFONS LÓPEZ

¿Por qué rescatarlos?

Es conveniente mirar y ver más allá de la inmediatez, es necesario, a veces, mirar debajo de la cama y detrás de la pizarra para ver que se oculta. La reflexión de Iñaki Gabilondo da un toque de atención para que no se olvide, que además de las cifras macroeconómicas, existe una vida cotidiana en la que día a día desaparecen más derechos sociales, donde el cambio climático, la pobreza y la marginación está cayendo en la bolsa de olvido.

Es conveniente que inteligencia individua y colectiva reflexione sobre: ¿donde estaban los bancos cuando necesitábamos de ellos? y como quieren que estemos absolutamente, en vida y pensamiento, a su disposición cuando nos necesitan. Iñaki Gabilondo

EL LADRILLO

La especulación inmobiliaria y la avaricia financiera son unas de las responsables de la desaparición de derechos sociales y vitales de España y de otros muchos países del mundo. Desgraciadamente se les sigue dejando campar a sus anchas, Tarifa (Cádiz- España) va a ser un fiel ejemplo de ello.

Es hora de poner veto a tanto corrupto que a lo único que se dedican es a ganar dinero a costa de la destrucción de los derechos social, económico y ecológico del resto de la ciudadanía. Es hora, de con nombres y apellidos, que lo tienen, cocinarlos para que se coman ellos mismos.

Extranjeros irregulares y el olvido

Corría finales del siglo pasado cuando un País rico y poderoso trajo esclavos, con la falsa promesa de que si se portaban bien y trabajaban mucho, serían libres y conseguirán una vida mejor, tanto para ello como para sus hijos.

Estos ante la necesidad y la amargura que sufrían, se creyeron las historias de salvación que se les prometió y con las maletas llenas de ilusiones se fueron a buscar una vida mejor.

—Como no iban a creer en ello, cuando los que les llamaban habían sido esclavos liberados, como no iban a creer si los esclavos de ese País habían sufrido en sus carnes la amargura, soledad y la desesperación de estar fuera de casa.

Ellos, años antes, fueron también a buscan una vida mejor en países gigantes y ricos; aunque también hay que decir que en algunos casos, fueron acogidos por los mismos países de los que estos esclavos venían. Pero esto es otra historia.

Lo que los esclavos ignoraban es que el País en cuestión, era un gigante con pies de barro y con una memoria de pez.

—¿Como iban a pensar que ese País y sus gentes no cumplirían lo ofrecido? ¿como se iban a olvidarse de ellos? No podían ser tan crueles.

Pero así fue, poco duro lo prometido, todo era una ilusión, todo terminó rápidamente cuando no se les necesitó; les habían engañado.

Se les estaba devolviendo sin nada, a ellos y a sus hijos, de donde salieron con la nada.

Se habían portado bien, habían trabajado duro; pero los encargados del País (algunos de aquellos antiguos esclavos liberados y sus hijos), no consideraron suficiente el esfuerzo, se olvidaron rápidamente de lo que habían aportado y de su trabajo.

Con la excusa de que era un préstamo, les quitaron lo poco que habían conseguido: cuidados de su salud, educación para sus hijos, mejoras en sus condiciones de trabajo y una vivienda algo más digna.

Nuevamente, si querían seguir viviendo en el País, se les obligó a trabajo en las minas más oscuras, se les confiscaron las viviendas y, si no aceptaban las nuevas condiciones, se les expulsaba con una bolsa llena de penuria y desencantos. Habían perdido hasta las maletas.

Pero a ese País y a sus gentes, que habían olvidado que lo mismo les ocurrió a muchos de ellos en tiempos anteriores, les sería devuelto con creces la ingratitud.

Ahora ellos serían los esclavos y ahora tendrían la necesidad de buscar su libertad.

Su vergüenza y desolación les sumergió en la mayor de la tristeza. El arrepentimiento ya no resolvía nada; volvían ser esclavos, no sabían que podía ser de sus vidas. Era empezar de nuevo en países lejanos con gentes lejanas y, en algunos casos, en países y con gentes con las que fueron deshonesto.

—Harían con ellos lo mismo que ellos habían hecho. El temor y el miedo oscureció sus sonrisas.

Ni que decir tiene que ese país es España; sus ciudadanos, aquellos que salieron a trabajar en los años 60 y 70 del siglo pasado, buscando el pan y la sal, en países latinoamericanos y europeos; los que volvierón y los desmemoriados de su hijos.

Y los otros, a los que se les niega la sanidad, la educación y la vivienda son los inmigrantes irregulares, aquellos que sirvieron como mano de obra barata y ya se les necesita menos. Aquellos que viven esperando la expulsión.

Dijo el filosofo George Santayana: «Aquellos que no recuerdan el pasado, están condenados a repetirlo». Desgraciadamente tenemos una memoria frágil que nos hace volver a tropezar en nuestros errores. Lo tremendo de ello es que por el camino caen muchas vidas e ilusiones .

J. Rivillo

El Rey, Repsol y unos elefantes.

Quizás a algunos ciudadanos españoles les dé un poco igual que una institución del Estado, como es el Rey, se dedique a la caza de elefantes o a cualquier actividad que demuestre que está por encima de los mortales.

Quizás les dé igual que los que menos tienen tengan aún menos (pensionistas o parados), que los que más tienen sean defendidos con el dinero de todos (bancos) o que en el supuesto de que alguien se meta con ellos, se tomen medidas contundentes contra el agresor (Repsol).

Quizás les den tantas cosas igual, que queden vacunados definitivamente ante la injusticia, la corrupción, la falta de dignidad, la carencia de ética y la vida.

Quizás les den tantas cosas igual, que cuando queramos darnos cuenta nos hemos convertido todos en siervos de nuestras transigencias y apatías.

Y llegados ahí, todos seremos esclavos de un estado y unas instituciones que solo querrán saber de nosotros para que aceptemos y reverenciemos el poder emanado de dios, de las dinastías económicas, políticas y religiosas.

Entonces todos seremos esclavo de nuestro “que podemos hacer”.

jrivillo.