El Ébola la enfermedad de los pobres

http://www.noticiasdegipuzkoa.com

http://www.noticiasdegipuzkoa.com

La Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre Evolución del Clima, han alertado sobre la relación entre el cambio climático y la salud de la población, reconociéndose inclusive la existencia de un vínculo entre los organismos vivos —entre ellos los seres humanos— y los procesos de desarrollo de enfermedades, especialmente infecciosos. Entre otros destacan: las variaciones en la fenología de ciertos organismos, lo que favorece la aparición o rebrote de patologías. Además, debe considerarse el impacto de los cambios de temperatura, pluviosidad o humedad que introducen otras alteraciones en los ecosistemas e inciden sobremanera en este sentido.

Por ello y aunque son diversos los factores que pueden incidir en la epidemiología de enfermedades, científicos españoles expertos en cambio climático han recomendado una evaluación del impacto en la salud, de la misma manera que se ha hecho en otros países.

Al mismo tiempo, el aumento de los movimientos migratorios en el mundo actual, ya sea por razones de turismo, trabajo o huida de situaciones extremas —guerras, hambrunas, pandemias y otras—, también tiene una gran influencia en la distribución temporal y espacial de patologías. Es así como la transmisión de enfermedades, su incubación y desarrollo pueden verse favorecidos por diversas causas asociadas a la migración.

La globalización ha posibilitado que los individuos viajen por todo el planeta y con ello se incrementen las posibilidades de contagio de los elementos patógenos. La Organización Mundial de la Salud (OMS) advierte de los riesgos epidémicos actuales en todos los continentes, un aviso que deben tener en cuenta todos los países incluyendo algunos de los más desarrollados como Estados Unidos, Canadá, Australia, Gran Bretaña, Francia, Alemania y España.

El aumento de los movimientos masivos de población y los cambios ambientales han favorecido la propagación de enfermedades y la aparición de una serie de categorizaciones, entre las que destaca la de nuevas enfermedades, que engloba a las emergentes y a las reemergentes.

Según el artículo: “Enfermedades emergentes, mucho más de lo mismo (2001) del Doctor Manuel Corachán”, se definen como enfermedades emergentes aquellas que se consideran: como verdaderamente nuevas; las ya existentes pero que no se habían reconocido; y las conocidas pero que están ampliando geográficamente su área de transmisión.

Según es posible constatar en el Informe de Evaluación Preliminar de los Impactos en España por efecto del Cambio Climático (2005), ésta se ha transformado no sólo en lugar de tránsito obligatorio de personas sino en receptor de altos índices de inmigración, debido a su situación geográfica y condiciones climáticas.

La mayor relevancia de los colectivos migrantes con mayor movilidad, por sus características singularidades de trabajo o de ocio (Reino Unido, Italia, Alemania, España o Francia), es un indicador que puede indicar que al existir un mayor numero de personas en contacto con poblaciones de riesgo, unidas a las que se encuentran en semejante situación, se incrementa la población en peligro. Pero sobre todo es importante evitar la tentación de identificar exclusivamente a unas determinadas nacionalidades como origen de la transmisión de enfermedades.

Es importante observa  que los países identificados como zona de especial afección del Ébola. (Nigeria, Guinea Conakry, Sierra Leona y Liberia) son de muy escasa representación en la procedencia de los inmigrantes en España.

Todo ello nos lleva a afirma, con todas las cautelas posible, que hay que dar una llamada de atención pública de la existencia de enfermedades, que pueden convertirse en pandemias internacionales, al abandonar sus zonas geográficas por razones como el cambio climático, el turismo, la cooperación internacional o las migraciones.

Pero también que sólo dictar medidas que observen un rigurosos control de fronteras a las personas que provienen de los países donde estaban localizadas unas determinadas enfermedades, o decretar un aislamiento internacional. Es soslayar una realidad social, natural y económica que sólo conduce a la reproducción del problema y que el único modo de evitar que una enfermedad se convierta en una pandemia global es dotar de cuantos recursos sean necesarios para combatirla en su orígenes.

La única forma de evitar que enfermedades como el Ébola se convierta en una pandemia,

no es dotar de cuantos medios sean necesarios para expatriar a los nacionales e impedir la entrada a los extranjeros que provienen de las zonas de riesgo. Es dedicar cuanto recursos sean necesarios para combatir las enfermedades de los pobres como el Ébola, la Malaria, la Prevención del VIH/sidaEnfermedad del sueño, Enfermedad de Chagas o el Dengue

Se puede concluir que lo que está sucediendo actualmente con la enfermedad por el virus del Ébola es un toque de atención a la necesidad de una cooperación internacional para poner por encima de los intereses de la farmacéuticas, de la industrias contaminante, de las grandes financieras o de los gobiernos del silencio, los intereses de la sanitarios de la humanidad.

Pobreza y desigualdad en Europa

El aumento de la desigualdad y la pobreza es uno de los resultados más sobresaliente que han conseguido las estrategias de la Unión Europea con sus contundentes respuestas, políticas y económicas, a la recesión que surgió hace aproximadamente seis años.

Los resultados facilitados por EUROSTAT (Oficina Estadística de la Unión Europea) demuestran, de modo concluyente, que la pobreza en Europa ha subido a máximos impensables: el 16,4 % de la población de la Unión Europea images(de los 27) se encuentra en situación de riesgo de pobreza. Este porcentaje sube considerablemente en seis países, concretamente: Letonia (21,3 %), Rumania (21,1 %), Bulgaria (20,7 %), España (20,7 %), Lituania (20,2 %) y Grecia (20,1 %). Lo que supone que más de una quinta parte de la población europea se considera en riesgo de pobreza.

En lo concerniente a las diferencias entre grupos sociales, EUROSTAT informa que el 20% de los europeos más ricos gana cinco veces más que el 20% de los más pobres. En Grecia y España la diferencia es de hasta siete veces.

Por último destacar, con bastante acritud, y continuando con los datos facilitados por EUROSTAT, que los ciudadanos y ciudadanas europeos eran en el año 2013 más desiguales que en 1970.

Estos son algunos datos que se deben tener en cuenta al hacer las memorias del programa “Europa con los ciudadanos”, para el período 2007-2013, con el que se ha perseguido contribuir a la promoción de una ciudadanía europea activa.

 

Crisis económica y más

¿Como es posible?.. En estos momentos de rabia por los acontecimientos a los que nos tienen sometidos, es de lo más acertado la triste realidad que se recoge en esta viñeta: la dura y contundente contradicción entre el consumo al que estamos sometidos y las privaciones y pobreza que, cada día más, llevamos de compañeras. Pero es mas irritante que no impedimos que se sigan enriqueciendo con nuestras penurias. Lo quieren todo y encima se lo facilitamos.

El Publico.es 26/10/2012. ALFONS LÓPEZ

Extranjeros irregulares y el olvido

Corría finales del siglo pasado cuando un País rico y poderoso trajo esclavos, con la falsa promesa de que si se portaban bien y trabajaban mucho, serían libres y conseguirán una vida mejor, tanto para ello como para sus hijos.

Estos ante la necesidad y la amargura que sufrían, se creyeron las historias de salvación que se les prometió y con las maletas llenas de ilusiones se fueron a buscar una vida mejor.

—Como no iban a creer en ello, cuando los que les llamaban habían sido esclavos liberados, como no iban a creer si los esclavos de ese País habían sufrido en sus carnes la amargura, soledad y la desesperación de estar fuera de casa.

Ellos, años antes, fueron también a buscan una vida mejor en países gigantes y ricos; aunque también hay que decir que en algunos casos, fueron acogidos por los mismos países de los que estos esclavos venían. Pero esto es otra historia.

Lo que los esclavos ignoraban es que el País en cuestión, era un gigante con pies de barro y con una memoria de pez.

—¿Como iban a pensar que ese País y sus gentes no cumplirían lo ofrecido? ¿como se iban a olvidarse de ellos? No podían ser tan crueles.

Pero así fue, poco duro lo prometido, todo era una ilusión, todo terminó rápidamente cuando no se les necesitó; les habían engañado.

Se les estaba devolviendo sin nada, a ellos y a sus hijos, de donde salieron con la nada.

Se habían portado bien, habían trabajado duro; pero los encargados del País (algunos de aquellos antiguos esclavos liberados y sus hijos), no consideraron suficiente el esfuerzo, se olvidaron rápidamente de lo que habían aportado y de su trabajo.

Con la excusa de que era un préstamo, les quitaron lo poco que habían conseguido: cuidados de su salud, educación para sus hijos, mejoras en sus condiciones de trabajo y una vivienda algo más digna.

Nuevamente, si querían seguir viviendo en el País, se les obligó a trabajo en las minas más oscuras, se les confiscaron las viviendas y, si no aceptaban las nuevas condiciones, se les expulsaba con una bolsa llena de penuria y desencantos. Habían perdido hasta las maletas.

Pero a ese País y a sus gentes, que habían olvidado que lo mismo les ocurrió a muchos de ellos en tiempos anteriores, les sería devuelto con creces la ingratitud.

Ahora ellos serían los esclavos y ahora tendrían la necesidad de buscar su libertad.

Su vergüenza y desolación les sumergió en la mayor de la tristeza. El arrepentimiento ya no resolvía nada; volvían ser esclavos, no sabían que podía ser de sus vidas. Era empezar de nuevo en países lejanos con gentes lejanas y, en algunos casos, en países y con gentes con las que fueron deshonesto.

—Harían con ellos lo mismo que ellos habían hecho. El temor y el miedo oscureció sus sonrisas.

Ni que decir tiene que ese país es España; sus ciudadanos, aquellos que salieron a trabajar en los años 60 y 70 del siglo pasado, buscando el pan y la sal, en países latinoamericanos y europeos; los que volvierón y los desmemoriados de su hijos.

Y los otros, a los que se les niega la sanidad, la educación y la vivienda son los inmigrantes irregulares, aquellos que sirvieron como mano de obra barata y ya se les necesita menos. Aquellos que viven esperando la expulsión.

Dijo el filosofo George Santayana: «Aquellos que no recuerdan el pasado, están condenados a repetirlo». Desgraciadamente tenemos una memoria frágil que nos hace volver a tropezar en nuestros errores. Lo tremendo de ello es que por el camino caen muchas vidas e ilusiones .

J. Rivillo

Energía para todos.

Reconociendo la importancia de la energía para el desarrollo sostenible, la Asamblea General de las Naciones Unidas proclamó el año 2012 Año Internacional de la Energía Sostenible para Todos mediante resolución 65/151.

El Año Internacional de la Energía Sostenible para Todos ofrece una valiosa oportunidad para profundizar la toma de conciencia sobre la importancia de incrementar el acceso sostenible a la energía, la eficiencia energética, y la energía renovable en el ámbito local, nacional, regional e internacional. Los servicios energéticos tienen un profundo efecto en la productividad, la salud, la educación, el cambio climático, la seguridad alimentaria e hídrica y los servicios de comunicación. La falta de acceso a la energía no contaminante, asequible y fiable obstaculiza el desarrollo social y económico y constituye un obstáculo importante para el logro de los Objetivos de Desarrollo del Milenio. Sin embargo, 1.400 millones de personas carecen de acceso a la energía moderna, en tanto 3.000 millones dependen de la «biomasa tradicional» y carbón como las principales fuentes de energía. (Leer más)